Agenda de:

 








Inicio

Biopolímeros ¿Por qué optar por los bioplásticos?



Lilián Robayo-Editora El Empaque, María Natalia Ortega-Editora, Tecnología del Plástico, Abril 2010

El doctor Michael Thielen, reconocido asesor en bioplásticos, habló sobre los beneficios de incorporar estos materiales en diversas aplicaciones y de por qué ésta será una tendencia en aumento.

Michael Thielen, asesor en bioplásticos y editor en jefe de la revista alemana Bioplastics Magazine, habló en exclusiva con El Empaque acerca de los biopolímeros, sus beneficios y su mercado. El doctor Thielen estudió Ingeniería Mecánica y se especializó en procesamiento de plásticos en la universidad técnica de Aachen (RWTH), Alemania. Él será uno de los conferencistas del Seminario Internacional de Envase Sostenible, que tendrá lugar en Bogotá, Colombia, los días 26 y 27 de mayo.

EL EMPAQUE: ¿Cuáles pueden ser los beneficios de aumentar el consumo de bioplásticos en el mundo?

Michael Thielen: Primero que todo, los bioplásticos se dividen en: A) Plásticos provenientes de fuentes renovables como maíz, caña de azúcar o inclusive desperdicios agrícolas y B) Plásticos biodegradables. Algunos bioplásticos cumplen con las dos características: provenir de fuentes renovables y a la vez ser biodegradables, pero no todos los bioplásticos son biodegradables.

Ahora, incrementar el consumo de plásticos biobasados del tipo A puede ayudar a reducir la dependencia del petróleo para fabricación de productos plásticos, puesto que el petróleo es un recurso limitado que tenderá a subir de precio. Por otra parte, la disposición por incineración (desperdicio a energía) da como resultado energía verde, dado que como el CO2 expelido a la atmósfera fue antes consumido por las plantas podríamos llegar a hablar de una huella de carbono casi neutral.

Por su parte, los plásticos biodegradables (tipo B) tienen ventajas únicamente en ciertos campos de aplicación. Por ejemplo, en películas de acolchado agrícola, bolsas para desperdicios y envases. Otras aplicaciones en las cuales la biodegradabilidad tiene sentido son implementos de ayuda en la agricultura, como es el caso de los clips que se emplean en la cosecha de tomates. Este tipo de piezas pueden ser desechadas junto con los desperdicios y residuos verdes, de forma más fácil que los clips fabricados con plásticos no degradables.

¿En qué mercados pueden los bioplásticos ganar terreno con respecto a los polímeros basados en petróleo?

En casi todos los mercados. Los principales segmentos hoy son empaques para diversos segmentos, pero también las industrias automotriz y médica están fijando su mirada en los bioplásticos. Actualmente, algunas aplicaciones de alta tecnología pueden tener limitaciones con el uso de bioplásticos, que aún están en el proceso de cubrir requerimientos de alta exigencia en el desempeño. Sin embargo, si se consideran poliamidas (no degradables por supuesto), pero desarrolladas a partir de recursos renovables, inclusive esas aplicaciones pueden ser posibles.

¿Cuáles considera que pueden ser los principales atractivos de mercadeo de los bioplásticos?

Por un lado, y en el presente, tenemos las ventajas ambientales. De otro lado, y en el futuro de alguna u otra forma, las ventajas económicas.

¿Cuál puede ser el rol de los bioplásticos en soluciones de envase sostenible?

Si un material para empaque es fabricado a partir de fuentes renovables, cultivadas de manera sostenible (es decir, no se cosecha más de lo que se puede volver a plantar en el mismo periodo de tiempo), es más sostenible que uno basado en petróleo, que es un recurso limitado. Además, el CO2 generado con su disposición final puede ser absorbido durante el crecimiento de nuevas plantas para generación de nuevos materiales. No obstante, el reciclaje siempre debe ser considerado como primera opción de disposición final para alcanzar un mayor grado de sostenibilidad de estos materiales.
¿Los empaques y envases serán uno de los principales motores de crecimiento de la demanda global de bioplásticos?

Hoy en día, los envases y los empaques son el principal motor. Sin embargo, a medida que productos durables (en los que la biodegradabilidad no juega ningún rol) adopten también a los bioplásticos, considero que el panorama pueda cambiar.

¿Qué nuevos desarrollos se pueden anticipar en torno a los bioplásticos?

Principalmente, veo que aumentarán considerablemente las capacidades de producción con un mayor número de plantas en operación. La competencia entre varios productores de estos materiales nos llevará a una reducción de precios, que paralelo al aumento de los precios del petróleo hará que los bioplásticos sean más atractivos comercialmente. Así mismo, veremos una variedad más amplia de bioplásticos, como PHA, PHB, PTT y PBS, en capacidades suficientes. 

Otro campo de desarrollo será encontrar plásticos tradicionales, pero fabricados a partir de recursos renovables, como es el caso del PE y el PP a partir de etanol de caña de azúcar que se está produciendo en Brasil. Igualmente encontraremos diferentes poliamidas (4.10, 5.10, 6.10, 11, 12), fabricadas con base en aceite de castor, o poliuretanos hechos a partir de aceite de soya u otras fuentes renovables. Así mismo, un componente del PET ya puede ser producido a partir de caña de azúcar, como ya lo está haciendo Coca Cola para sus envases.

¿Considera que los bioplásticos pueden ser una opción sostenible en América Latina, donde no existen condiciones apropiadas para manejo de residuos sólidos o plantas industriales de compostaje?

Los plásticos biobasados sí son una opción sostenible por las razones mencionadas arriba. Sin embargo, aprovechar las ventajas de plásticos biodegradables sólo puede realizarse bajo compostaje industrial y sin esas condiciones no tendría mucho sentido.

Aquí me permito hacer un comentario sobre los plásticos tradicionales que se hacen biodegradables a partir de aditivos. Estos aditivos, ya sean oxo-degradables o basados en almidones de fuentes renovables, no llevan hacia la biodegradación de acuerdo con los estándares internacionales ASTM 6400 o EN 13432. Estos aditivos no resuelven el problema de las basuras o de los desechos sólidos. El problema de las basuras es un asunto de educación.

Fuente: www.elempaque.com